¡No más Tutelas por la Salud ! Se acaba el POS

Dudley Duque

Por Dudley Duque S. –Profesor UTCH.

Después de dos años de haber sido sancionada y publicada la ley que elevó a rango de derecho fundamental a la SALUD, desde el 17 de febrero de este año, podemos decir los colombianos (por lo menos en la norma sustantiva), que disponemos de un sistema de salud que se sale de todos los parámetros a los que veníamos acostumbrados los usuarios, que nos formularan metorcarbamol, acetaminofén, u ibuprofeno, ¡los medicamentos milagro para toda clase de patologías!, y pare de contar; porque ay! de aquel médico que sobrepasara la regulación establecida por el Plan Obligatorio de Salud, el famoso POS; se veía amenazada su estabilidad laboral y hasta la falta a la ética médica, entre otras cosas más. El sistema de salud regulado por el POS es la más trágica experiencia reciente de la administración de salud en un País, se enriquecieron unos pocos a costa del requerimiento de salud de la mayoría de los pacientes, los que para que pudieran ser atendidos tienen que recurrir a la justicia, para que un juez, a través de Tutela, otorgara este derecho, en principio considerado “como un servicio público comercial”, el que gozaban con plenitud los privilegiados del sistema.

El Legislador, por presión y exigencia de todos los gremios, en especial del mismo pueblo colombiano como constituyente primario, se dejó oír y expidió la ley Estatutaria[1]  1751 de febrero 16 de 2015, con revisión de constitucionalidad C-634 de 2015 M.P. Mauricio González Cuervo, donde cambió el sistema de Salud, para que todos los compatriotas y extranjeros residentes en Colombia, demandaran el servicio en consideración al ser humano, el hecho de ser persona, sin tener en cuenta las demás estimas como, posición económica, clase y relación social, raza, credo, cultura; elimina los Comités Técnico Científicos de las EPS, y en caso de discrepancia de tipo terapéutico, serán las juntas médicas de las redes de prestadores, las únicas autorizadas para dirimirlos. La atención de urgencias, que ya no requiere ningún tipo de autorización, será de atención inmediata en cualquier centro de atención en salud, pública o privada, sin que el paciente presente primero la cédula o se le exija los documentos a qué sistema de salud esté afiliado, o que se le exija que pague; ahora podrá ser que como aún no se ha reglamentado la ley (el gobierno tuvo dos años para ello), no se formule por fuera del POS, debiéndose considerar que todo lo que no esté prohibido por la ley se permite. La declaratoria de la Salud como derecho fundamental se constituye en una responsabilidad suprema en cabeza del Estado y deberá gozar de todo el amparo y protección por parte de todas las autoridades e instituciones que lo conforman; se prohíbe por parte de las autoridades la expedición de normas o que aleguen costumbres que menoscaben los mecanismos estatuidos para su protección; no podrá ser excusa para una entidad prestadora de salud negarse a atender a un paciente bajo el criterio que no existen recursos para su atención o que no disponen de presupuesto, ni que se limite al médico para que recete medicamentos o tratamientos que él considere necesarios para atender la patología; de ahora en adelante no basta con la atención, se debe garantizar la promoción, la prevención, el diagnóstico, el tratamiento, la recuperación, la rehabilitación y el alivio de una enfermedad. No pueden ser fragmentados o suspendidos los beneficios, además, el usuario también le asiste la obligación de auto cuidar la salud y ser solidario con el sistema.

la Corte Constitucional ha dejado muy en claro que cuando se trate del sistema de salud, el Estado priorizará aquélla frente a otros requerimientos[2]; para la alta Corporación, la salud es un deber social que el Estado debe garantizar su financiación. Lo ideal sería que el nuevo sistema de salud operara sin tener que acudirse a la acción de Tutela, y si así fuera, será más gravosa para el Estado, con alcance de repetición para aquella autoridad renuente a cumplir con el derecho fundamental a la salud.

Se debe tener en cuenta que hay algunos servicios que fueron excluidos de este derecho fundamental, es decir, no serán cubiertos con dineros públicos del sistema de salud: 1aquellos que se relacionan con cosméticos o suntuarios como procedimientos y cirugías estéticas o medicamentos que no están definidos para alguna enfermedad; no se incluyen en éstos los procedimientos de reconstrucción, remodelación funcional como cuando hay cirugías de mama, o quemaduras. 2- Lo experimental, se relaciona con tratamientos o experimentos que la persona accede que le hagan para alguna patología que padece. 3-Tratamientos que no tenga evidencia científica, es decir, trato de alguna enfermedad con medicamentos o instrumentos que no estén reconocidos por el INVIMA o institución reconocida legalmente; se exceptúa aquellos tratamientos provenientes de raizales, comunidades indígenas y afro que sean aplicados a integrantes de estas mismas comunidades. 4-Los tratamientos en el exterior que puedan ser brindados en el país.

Con el nuevo sistema el Estado está obligado hacer planes y políticas específicas en salud para las zonas más alejadas y desprotegidas del País; los hospitales públicos no serán evaluados a partir de su rendimiento económico, sino que se tendrán en cuenta indicadores de beneficio social en cobertura. Tendrán prioridad ante el sistema las poblaciones vulnerables y minorías (niños, víctimas de la violencia, indígenas y afro, entre otros); deberán existir condiciones dignas de trabajo para los servidores de la salud. Habrá un riguroso control de precios de medicamentos e insumos a través de toda la cadena de comercialización y se prohíbe el embargo de recursos de la salud y su uso en actividades distintas a la garantía del derecho a este servicio. Las EPS, los hospitales, los médicos, las farmacéuticas y los demás actores del sistema tienen que adaptar su funcionamiento a la nueva norma, de no hacerlo, serán excluidos para trabajar con el sistema de salud.

[1] Es una ley especial del Congreso que regula todo lo relacionado con los derechos fundamentales, participación ciudadana, partidos y movimientos políticos, administración de justicia, elección del presidente de la república y estados de excepción.

[2] Sentencia C-459-08 M.P. Dr. Manuel José Cepeda.

One Reply to “¡No más Tutelas por la Salud ! Se acaba el POS”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *